Absorción acústica del corcho

La absorción acústica consiste en la reducción del nivel de ruido, en dB (decibelios), de un entorno determinado, así como, en la reducción de su tiempo de reverberación*. El aglomerado negro de corcho expandido, se revela como un material excelente para el ajuste acústico de determinados entornos como salas de teatro, aulas de colegio, salas de espectáculos, salas de reuniones, etc. El aglomerado negro de corcho expandido, reduce el nivel de ruido por absorción, permitiendo la reducción de los tiempo de reverberación*.

*La reverberación es un fenómeno sonoro producido por la reflexión que consiste en una ligera permanencia del sonido una vez que la fuente original ha dejado de emitirlo.

Beneficios

  • Excelente eficacia en la corrección acústica
  • Reducción significativa de los ruidos aéreos y de percusión
  • Evita la propagación de vibraciones existentes

Ejemplo real de la mejora energética de un cliente con múltiples problemas acústico y térmicos.

MEJORA ENERGÉTICA DE UN ÁTICO

Aislamiento ruidos de percusión

El aislamiento de ruidos de percusión consiste en la reducción del nivel de ruido generado por impactos en el suelo y transmitido al piso inmediatamente inferior. Para una reducción efectiva, es necesario garantizar la total independencia entre el pavimento y la estructura del inmueble. La interposición de un elemento elástico, el aglomerado negro de corcho expandido, entre el piso y el suelo, produce una reducción en la transmisión de vibraciones y de ruidos resultantes de impactos. También es importante mantener la discontinuidad entre el recrecido de hormigón del piso y de las paredes circundantes eliminándose, de esta forma, las transmisiones marginales.

Aislante absorbente y antivibraciones

Un buen aislamiento acústico debe cumplir la triple A . Debe tener propiedades Aislantes, Absorbentes y Antivibraciones.
¿Qué quiero decir con esto de la triple A? Que una buena combinación de materiales de las tres familias es lo correcto para un óptimo resultado. 

 

Materiales Aislantes

¿Porqué son Aislantes? Pues simplemente por que no dejan pasar el ruido (qué listo), y lo reflejan en su mayor parte, de ahí que en la mayoría de los casos de estancias bien aisladas el sonido interior sea realmente horrible, ya que empieza a rebotar en todas direcciones al no tener por donde “escaparse” y se deba acondicionar acústicamente la sala (pero eso es otra película distinta).
Como ejemplo pondremos al campeón de todos ellos el PLOMO y luego el caucho reciclado.
¿Por qué es el campeón?, pues nada menos que por “pesao”, ya que es el material de mayor densidad que podemos “comprar”(11.340 kgr/m3) normalmente, incluso existen paneles acústicos que lo incorporan en finas láminas. Cual es su mayor problema EL PRECIO y lo “pesao” que es. El caucho es una material con propiedades buenas y a un precio competitivo respecto al plomo.
Los materiales aislantes suelen ser rígidos, compactos, densos y no porosos, casi impenetrables (sobre todo al aire).

 

Materiales absorbentes

Ahora se nos van a caer varios mitos, como por ejemplo que la celulosa, la lana de roca o la de vidrio (el famoso pica-pica) y las espumas acústicas son aislantes acústicos.

Pues bien estos materiales ¡no son aislantes! (al menos no demasiado) Son absorbentes.
Los materiales absorbentes lo son porque consumen la energía acústica transformándola en calor, con lo que impiden el rebote de la misma pero la parte de energía que las atraviesa sigue siendo muy importante, por lo que realmente no nos aíslan del exterior o del vecino (al menos considerablemente).
¿Cuál es su característica común? Su esponjosidad, porosidad y relativa baja densidad, así como ser de celda abierta (en el caso de las espumas), y eso es precisamente lo que les confiere la capacidad de absorber el sonido, “su penetrabilidad”.
Vamos a explicarlo. Si vamos a construir un tabique doble y colocamos el absorbente en el exterior de éste mejorará la reverberación, pero el aislamiento del tabique será prácticamente el mismo, pero si lo colocamos en el interior (entre las dos caras del tabique) el aislamiento mejorará notablemente y no así la reverberación. Esto es por que estos materiales eliminan las resonancias vibratorias y acústicas entre paneles y mejoran su comportamiento aislante como sistema.

TRUCO:
Si queremos saber si un material es aislante o absorbente, un buen truco es acercárnoslo a la boca y soplar (no me estoy quedando con nadie), si el aire pasa es absorbente y si no, además de ponernos colorados del esfuerzo, sabremos que el material es aislante.
Por cierto, si soplamos un panel de Poliespan o Poliestileno expandido (corcho blanco) que es ¿aislante o absorbente?.
Pues ni uno ni otro, porque es de celda cerrada y no tiene nada de masa, eso si es un buen aislante térmico (sobre todo para el marisco).

 

Materiales Antivibraciones

Básicamente son materiales y elementos diseñados para reducir la transmisión de las vibraciones, como su propio nombre indica (vaya genio), bien generadas por motores o por impactos (pasos, muebles, caídas de objetos, etc).
Estos a su vez los vamos a clasificar en tres tipos:
Láminas:
Las láminas anti-impacto son utilizadas generalmente para aislar suelos y las podemos encontrar de diversos materiales, desde poliuretano reticulado “de celda cerrada” en altas densidades a cauchos o corcho natural en rollos.
Básicamente lo que hacen es desolarizar la losa o piso del forjado evitando que la vibración pase directamente del uno al otro.
Muelles, aisladores o silentbloks:
Este tipo de elementos los podremos encontrar de caucho termoacelerado con un cuerpo metálico para recibir y fijar el elemento a aislar, de muelle o una combinación de ambos.
Estos elementos los podemos encontrar para todo tipo de soluciones como:
Para suspender del techo o estructura superior un techo acústico, una máquina de aire acondicionado, los conductos y tuberías, etc.
Para fijaciones verticales como perfiles para tabiquería de yeso, estructuras metálicas, bancadas, etc.